This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Casa de Pozuelo - La historia continua

VARIAS CASAS DE LA PROVINCIA REPRESENTAN UNA HISTORIA MARCADA POR EL DOLOR, ASI LA CASA DE POZUELO. HOY LA MISMA LLEVA A CABO VARIOS COMETIDOS QUE PASAMOS A SEÑALAR.

Despues de aquel congreso provincial en que la congregación, la provincia y el hoy territorio español cantó las hazañas que la historia había ido poco a poco marcando tanto en personas, como en nombres, como en obras, como en regiones.

Estamos en 2106 y parece que fue ayer cuando se dieron cita en esta casa de Pozuelo las personas y las realidades más llamativas en aquellos 125 años de historia. 

Ahora estamos celebrando los 200 años de la historia de la Congregación, la efemeride que marca una andadura ardua, difícil y en ocasiones escabrosa de nuestra historia. Tambien celebramos los 200 años en los que unos misioneros en varias partes del mundo siguen llevando adelante la evangelizacion con sus personas, sus ministerios y sus apostolados. Intentando ser testigos de la bienaventuranzas. Llevando el mensaje de la Misericordia a las periferias, trabajando en la viña del Señor, labrando la tierra, y arando en el surco, sembrando la semilla que hará que esta congregacion en el futuro no sea una mas, que sea una congregacion se que destaque por llevar la Buena nueva, la alegría del Evangelio como le gusta decir al Santo Padre.