miércoles, 25 de abril de 2007

Proyecto de pastoral juvenil de los Misioneros Oblatos

PROYECTO DE PASTORAL VOCACIONAL OBLATA

1. Introducción

La Pastoral Vocacional es la específica actividad de la Comunidad eclesial por la que, en íntima unión con la pastoral general, se compromete en la tarea de suscitar, acoger, acompañar y proporcionar la adecuada formación a las vocaciones.
Por medio de esta actividad debemos crear las condiciones para que cada cristiano pueda optar, con madurez y libertad, por la forma específica de seguimiento de Jesús a través del carisma oblato, según la voluntad de Dios sobre su vida. No debemos olvidar que la Pastoral Vocacional es una prioridad de nuestra Provincia.

2. Objetivo General

1. Proponer la imagen clara, completa y realista del carisma oblato, e invitar a su seguimiento.
“Compartiendo con todos los cristianos una misma vocación bautismal, estamos convencidos también de que Dios nos llama a la vocación específica nuestra, como hijos de Eugenio de Mazenod." (TECA 28).


3. Objetivos Específicos

1. Provocar un decidido interés por la vocación oblata en todos los sectores del Pueblo de Dios con quienes nos relacionamos, principalmente a través de la acción apostólica.
“Las familias cristianas, los grupos juveniles, las comunidades cristianas, parroquiales u otras, constituyen ambientes favorables para el desarrollo de las vocaciones. Ahí descubren muchos jóvenes la persona de Jesús y experimentan el atractivo de su mensaje”.(C 53)

2. Suscitar en todos los oblatos la conciencia de su responsabilidad respecto de las vocaciones y estimularlos al compromiso en la Pastoral Vocacional, según las posibilidades de cada uno y en el marco de misión en que están trabajando.
“Hemos de ser conscientes de que por el gozo y la generosidad de nuestras vidas, otros son invitados a responder a este llamamiento”. (C.52). El apostolado en favor de las vocaciones concierne a todos los Oblatos, individualmente y como grupo.(R 53a)

3. Potenciar una pastoral juvenil que incluya la dimensión vocacional y que, mediante un proceso de discernimiento, promueva la opción por el estilo de vida oblata.
“Los jóvenes de hoy tienen derecho a oír, entre otras, la llamada a ser Misioneros Oblatos”. (cfr. TECA 29)


4. Cuidar y acompañar a las personas y grupos que desean vivir la experiencia de la vida oblata, ayudándolos a responder conscientemente a la llamada de Dios.

5. Llevar a cabo un discernimiento vocacional serio con los posibles candidatos.

4. Acciones Concretas

1. Rezar y hacer rezar por las vocaciones. Reforzar la oración mensual por las vocaciones oblatas el 21 de cada mes.

2. Presentar y hacer partícipe a todo el Pueblo de Dios, nuestro carisma oblato. Se puede hacer en los momentos especiales de nuestra vida oblata: 25 de Enero, 17 de Febrero, 21 y 29 de Mayo, 8 de Diciembre, ordenaciones... Ofrecer un material para llevar a cabo esta animación en las comunidades.

3.- Disponibilidad del animador vocacional para ofrecer a los oblatos materiales y propuestas concretas, para animar el trabajo con los jóvenes que se mueven en sus obras, para que conozcan el carisma oblato.

4.- Realizar una convivencia anual para dar a conocer y motivar la experiencia de encuentro con Jesucristo Salvador que tuvo San Eugenio e iluminar el camino vocacional del joven de hoy.

5.- Favorecer el discernimiento vocacional personalizado con un encuentro vocacional anual que ayude a realizar un proyecto de vida cristiana entre los jóvenes.

6.- Con los llamados a la vida religiosa oblata ofrecer un itinerario de seguimiento personal por parte de un oblato, para un recto discernimiento de su vocación. Este ministerio es tarea de todos y cada uno de los oblatos.

7.- Comunicación y formación de la Pastoral Vocacional a través del medio Nosotros OMI.

0 comentarios: